Filipinas y la ESKRIMA by Javier Azpiazu

(publicado el 12/10/2016)

 

SLXLM
Filipinas es una nación compuesta por más de 7.100 islas e islotes, con una extensión de 1840 kilómetros de norte a sur. Fueron descubiertas para la corona de España por el portugués Fernando de Magallanes en 1521. Los españoles no fueron bien recibidos y se produjo una confrontación entre estos y los filipinos liderados por un jefe llamado Lapu-Lapu. Como consecuencia de esta batalla, Fernando de Magallanes falleció y hubo un repliegue por parte de los españoles. En 1542 fue el navegante Ruy López de Villalobos quien desembarcó en Mindanao y le dió el nombre de Filipinas al archipiélago en honor al que era su príncipe y futuro rey de España, Felipe II. Fue en 1564 cuando el vascongado Miguel López de Legazpi desembarcó en Filipinas y acabó con la rebelión. En 1565 fundó la ciudad de Cebú y en 1571, Manila, la actual capital. La ocupación española duró más de 300 años durante los cuales la influencia de la cultura española se hizo notar. Fueron los norteamericanos los que terminaron con la ocupación española de las Filipinas. Existe una gran conexión entre la esgrima antigua española y la eskrima de filipinas . Los primeros manuales escritos sobre el uso de la espada y la esgrima española datan de finales del siglo XV.
El uso de la daga, portada en la mano izquierda, tuvo mucha importancia en la evolución de las técnicas de esgrima.
Las técnicas de espada y daga utilizadas por los españoles fueron una parte importante de la Eskrima filipina antigua. Esas técnicas dieron lugar al primer libro sobre las artes marciales Filipinas . » Mga Karunungan sa Larong Arnis» (El manejo de la espada, juego de la sabiduria), escrito en 1957 por Plácido Yambao, donde se puede ver el uso de espada y  daga. En la eskrima, espada y daga ha derivado en diferentes usos, como por ejemplo olisi baraw ( un bastón y una daga). Es una combinación de armas diferentes en un sistema funcional, en el que la daga, además de ser un arma defensiva, evoluciona llegando a tener un papel propio. Al cambiar la espada (en ocasiones) por un bastón, se incrementan las posibilidades técnicas de golpe y las maniobras de manejo.
Los principios hacen especial hincapié en las distancias, los desplazamientos, la forma  correcta de golpear, situarse sin exponerse demasiado, en la defensa del arma principal y en engañar rompiendo ritmos.
La evolución del manejo y el estudio de la espada y daga, dió lugar a lo que hoy es la ESKRIMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.